Somos lo que hay

Text in Spanish

 

POR INGA RAGNHILD HOLST

(A-MAGASINET) Se creía que el azúcar blanca salvaría a Cuba pero fue el azúcar moreno, la “mulata”, la que se convirtió en el producto de exportación más importante de la isla. El valor de las remesas enviadas por los cubanos residentes en el exterior es mayor que la propia exportación de la sacarosa.

 

– ¡Hola sexy!, ¿de donde vienes?
– ¡Hola muñeca!, ¿nos tomamos un mojito?

En la playa de arena blanca localizada en la Habana, Cuba, Mar Azul, existe una reñida competencia cada día. Cada vez es más difícil encontrar un “pepe”, (novio extranjero) aunque solo sea por un día. A corto plazo un novio extranjero significa acceso a champú, calzado, una cena o pequeños regalos de navidad. A largo plazo un novio extranjero puede significar matrimonio y seguridad económica para la familia cubana.

Los cubanos desde el exterior contribuyen a la subsistencia

Se calcula que los cubanos residentes en el extranjero realizan envíos anuales a sus familiares y amigos en Cuba en un promedio de alrededor de un billón de dólares. Las autoridades cubanas calculan que alrededor de un 55% de la población tiene acceso al dólar o moneda convertible. Más de un millón de cubanos viven actualmente en USA y  representan un 90% de las remesas enviadas a Cuba. Se afirma que el envío de dinero de USA a la isla aumentaría si se termina e embargo económico impuesto contra Cuba por USA. A los cubanos residentes en el país norteño no se les permite enviar más de 12 dólares anuales (2002) a sus familiares y amigos en Cuba.

El dólar tiene gran significado en la Isla caribeña. Juan, es médico y tiene sueño, pero aún así hace la cola para solicitar su visado en la oficina de intereses americanos y emigrar fuera del país.

” ¿Sabes?, tengo un salario de veinte dólares al mes”; dice Juan. “Por lo tanto quiero irme de aquí ya que no tengo futuro”.

Juan recibe el doble del salario que un simple obrero. Los honorarios oscilan entre los diez y quince dólares mensuales. Cuba maneja un plan económico centralizado, el cual monitoriza los pagos, precios y el sistema de racionalización. La gran mayoría de los productos de consumo básico están racionalizados como el aceite, café, arroz, pan y frutas. Solo las personas con problemas de salud, ancianos, niños y mujeres embarazadas reciben leche. Al resto de la población, si tiene acceso al dólar ó peso convertible que circula sólo en el país, se les da la oportunidad de comprar todo lo que deseen, cuando los productos racionalizados no duran todo un mes. Juan en su consultorio exhibe un par de zapatos que están en venta, y de esta forma puede hacer un dinero extra.

¡El aceite de cocina más caro del mundo!

En los supermercados donde se compra en pesos convertibles sólo son los extranjeros o cubanos con acceso al dólar quienes compran en él. Un litro de aceite de cocina se vende por un valor de dos pesos convertibles, que son dos dólares, una quinta parte del salario medio. Si un noruego con un salario medio emplea una quinta parte de éste para la compra de un litro de aceite de cocina debería pagar 5600 coronas noruegas (SSBs, estadística salarial del año 2004). Lo que significa que deberá acudir al mercado para ganar dinero, o de lo contrario hacer como muchos de los cubanos, freír plátanos verdes en grasa de cerdo e ir al vecino con la tapa de una botella de champú y pedirlo prestado para lavar su cabello.

El cónyuge viaja a casa

A la embajada noruega que se encuentra en Miramar, llegan noruegos enamorados con el objetivo de viajar a casa con sus novias o esposas.

”Me llevo mi mujer a casa”, exclama un escandinavo en la cola de espera en la embajada. “Tengo mi propia firma de construcción”, dice el noruego.

En Noruega la esposa del constructor se alistará al grupo de cubanos que han contraído matrimonio. Según UDI (departamento de extranjería en Noruega) a noventa cubanos se les ha concedido el permiso de residencia en el país por matrimonio entre 2004 y 2005. También desde Noruega se hace envío de remesas que no es insignificante.

”Yo envío a Cuba de 800 a1000 coronas mensuales. Este dinero ayuda a resolver un poco la situación en el país. Mi madre emplea el dinero en la mejora del hogar y en alimentos”, dice Kiustin Maura (31) en Arendal, Noruega. Él es procedente de Guantánamo y contrajo matrimonio en la Habana en el año 2001 con una chica noruega, por lo que pudo salir de Cuba. Durante los últimos cinco años ha trabajado como carpintero.

No hay diferencia entre Maura y sus compatriotas. Un estudio realizado por el Instituto de investigación Inter-American Dialogue en Washington muestra que en el último año los emigrantes hicieron contribuciones a sus países, las cuales significaron la mitad del apoyo total mundial a los países en desarrollo. Cien billones de dólares fueron enviados en el año 2003 y anualmente crece el número de envío de remesas, según  el Instituto de libertad y desarrollo, Prio. El dinero se destina a la salud, edificaciones, educación y mejora las diferencias entre las personas de los países que reciben ayuda.

“Mientras que en Noruega aprendemos que lo mío es mío y lo tuyo es tuyo, desde edades tempranas, tenemos nosotros en Latinoamérica un pensamiento más racional y colectivo”, dice María. También ella ayuda a su familia enviando dinero.

AÑOS 50: Los turistas están encantados con la estética de los coches antiguos

Ella se fue

Mi mulata se fue con un italiano, canta el grupo salsero cubano Los Van Van.  La música y la cultura reflejan la situación en Cuba. Hace ya un tiempo se mostró en un programa humorístico por televisión a una familia de piel blanca que recibe en casa a la novia de uno de los hijos mayores, los miembros de este hogar no estuvieron de acuerdo con la selección del hijo. Uno de los tíos del joven trata de hacer cambiar la opinión de la familia y expresa; “No critiquen al chico que él ha tomado la mejor de las opciones, ahora en la actualidad La mulata es tremendo negocio”.

Los cubanos residentes en el extranjero no solo ayudan a sus familiares y amigos, conjuntamente con la salida de estos a otros países crece la industria del transporte de dinero. Es muy difícil hacer el envío de remesas y regalos a Cuba. Los bancos exigen una comisión muy elevada por el envío de dinero y el correo pocas veces llega entero a su lugar de destino.
Por todo equipaje que sobrepasa los 200 dólares en valor se debe pagar el 200 porcientos de impuesto en el aeropuerto. Estas reglas traen como consecuencia que el dinero enviado del extranjero sea guardado en equipajes de amigos y conocidos o como última opción con las llamadas “mulas”. Una mula es una persona que tiene la posibilidad de viajar a y desde Cuba y se dedica a transportar dinero y equipaje. Se les paga una comisión por cada cien dólares que se envíe y por cada kilo transportado. Ellos tienen contactos en el aeropuerto y a través de sus contactos pasan libremente por zona verde con los envíos que serán distribuidos a los diferentes destinatarios en toda Cuba. Este modelo de negocio marcha paralelamente con el plan económico centralizado del país.

Aunque las cubetas de limpieza se reparan con alambre ó se tienen ventiladores hechos con motor de lavadoras rusas como lo posee Yolanda, tienen los cubanos lo más grande del mundo.

”Nos tenemos el uno al otro”, dice ella.

Una gran industria

Es espectacular la vida diaria en Mar Azul. Los cubanos, hombres y mujeres, se pasean como abejas entre los turistas. Se venden piezas de artesanía, cerveza y se coquetea intensamente.
Si buscamos el significado de la palabra jinetero en Google, encontramos una diversidad negativa de adjetivos relacionados con el término.

“Los jineteros son la desventaja con Cuba”, escribe BBC en su página web.

¿Los jineteros son odiados? Naturalmente, son odiados por los turistas ya que los jineteros les venden desde joyas hasta su corazón solo por unos días. Se asocian con la prostitución y contribuyen por lo general con sus dólares y fina vestimenta a lo que se llama turistapartheid Un jinetero hace diariamente de cinco a diez dólares mientras que una enfermera recibe como salario lo mismo en un mes.

Las autoridades prohiben que el cubano se relacione con el turista, y la policía está por todos lados para hacer cumplir la ley. Chequean identificaciones e interrogan en público: ¿Qué hace usted aquí?, ¿tienes permiso para estar en este lugar? Pero como cualquier otra cosa que genere ingresos, la policía también tiene sus ganancias en su medio:

”Nosotros que vendemos comida en la playa solemos pagarle al policía un 1% de las ganancias”; dice el vendedor ambulante de comida.

Una chica en la Habana

”Una chica en la Habana, no tiene dinero, sentada en la ventana, saluda a un señor. Lleva un anillo en el dedo y se abriga en una manta de seda…”  Así canta Evert Taube sobre la chica en la Habana que recibió un anillo de rubíes de un marinero. En la Cuba de hoy, donde el PNB por habitante es de 2800 dólares, 34700 dólares menos de lo que es usual en Noruega, no es el rubí lo importante. La chica que tiene una alta educación, está contenta por una pastilla de jabón que recibió procedente del Hotel Inglaterra y la esperanza a una vida en el extranjero. Ella puede enviar dinero a su madre, zapatos Nike al hermano o quizás reparar el techo de la casa de abuela y ser altamente admirada. Ella se convierte, por consiguiente, en el producto de exportación más importante de Cuba. Oficialmente la exportación de azúcar más importante de Cuba alcanzó un valor de medio billón de coronas noruegas en el año 2001, (fuente: Enciclopedia Británica) mientras que los cubanos traen al país el doble de esta cantidad.

Datos

•    Durante la transición de los 100 años y hasta el año 1959 Cuba era dependiente económica y políticamente de los Estados Unidos de América. El 60 % del comercio exterior se controlaba desde USA. Además de controlar el azúcar, las refinerías de petróleo, minas, entidades bancarias y telefónicas. USA se adjudicó también el derecho de establecer una base militar en Guantánamo durante un periodo de 99 años, la cual aún mantiene, a pesar de que el acuerdo solo sería hasta el año 1999. En la primera mitad de los pasados cien años la política fue apoyada por jefes militares, los cuales fueron sobornados y la segunda mitad por el presidente Fulgencio Batista, quien huyó del país como consecuencia de la toma del poder por Fidel Castro, Ernesto Che Guevara y las tropas guerrilleras. Desde aquel momento se impuso el llamado sistema Marxista-Leninista. Después del triunfo de la revolución Cuba tuvo estrechas relaciones con Europa del Este y la Unión Soviética justo hasta el cambio de sistema en estos países, a principio de la década de los noventa. Producto de estos cambios perdió Cuba la mitad de sus acuerdos comerciales y surgió así una enorme crisis económica en la población. La respuesta a estos cambios fue la apertura del turismo y la despenalización del dólar. Aproximadamente dos millones de turistas visitan la isla anualmente. Según diversas fuentes del medio turístico se estima que se doblaría el flujo de turistas hacia Cuba si se levantan las sanciones económicas contra el país.

•    Cuba tiene hoy en día un plan económico centralizado a través del cual las autoridades controlan los salarios, precios y sistema de racionalización.

•    El producto nacional cubano por habitante es de 2800 dólares. Solo cuatro países en América del Sur poseen un producto nacional bruto menor al de Cuba: Haití, Nicaragua, Bolivia y Honduras. El PNB por habitante de Noruega es de 37500 dólares.

•    El peso convertible se implementó en el año 2003 como respuesta al embargo económico implantado por USA y se prohíbe así el uso del dólar estadounidense. La tasa de cambio es de 25 pesos por cada peso convertible.

•    El nivel salarial oscila entre los 10 y 15 pesos convertibles. Hogar, educación y atención médica son gratuitos. La industria farmacéutica ha crecido internacionalmente con un 2,4 % de la exportación del país, pero hay necesidad de equipos y medios en los hospitales.

•    Todos los productos básicos son racionalizados, como jabón, arroz, aceite, combustible, leche (solo los menores de edad, ancianos y enfermos reciben leche), el resto de la población recibe leche en polvo. Se puede comprar leche en los centros comerciales por un valor de dos pesos convertibles por litro y un frasco de champú por valor de cuatro.

•    El envío de dinero realizado por los cubanos residentes en el exterior hace un total de un billón de dólares, y las autoridades cubanas afirman suponen que un 55 por ciento de la población cubana tiene acceso al dólar. Más de un millón de cubanos viven actualmente en USA. Y se pronostica que el envío de dinero a la isla aumentaría si se eliminase el embargo económico impuesto al país. Los cubanos residentes en USA no tienen derecho a enviar más de 1200 dólares a sus familiares o amigos anualmente (2002). A causa de esto surge la llamada “mula”, a quien se le paga una comisión por llevar consigo dinero ó productos a familiares y amigos residentes en Cuba.

•    Alrededor de dos millones de turistas visitan el país anualmente sumando a esto dos millones de dólares, lo que supone el 40% del ingreso total de la exportación. Los cubanos que trabajan en la rama del turismo disfrutan de un ingreso diario de cinco a diez dólares, lo que trae como consecuencia el disgusto y la diferencia social en el país con relación a aquellos que no tienen acceso al turismo. Turistapartheid es como se le denomina a esto.

Fuentes: Enciclopedia Británica, Inter.-American Dialogue, libro anual para Cuba y los grupos latino americanos, Prio . Entrevistas de primera mano.

Publicado en el suplemento A-Magasinet de Aftenposten en verano de 2006

Legg igjen en kommentar

Din e-postadresse vil ikke bli publisert. Obligatoriske felt er merket med *